lunes, 5 de marzo de 2012

DECORACION DE EXTERIORES

Piscinas para soñar

Piscinas para soñar. Decoración de exteriores
Si miras la imagen de la izquierda, verás una piscina perfectamente integrada en el paisaje. A esta casa al pie de la montaña solo le faltaba esta piscina de líneas curvas para tener un jardín de ensueño. La piscina, situada bajo la terraza, está al amparo de grandes palmeras.
El borde la  piscina  ha sido realizado con madera de balau para fundirse aún mejor con la naturaleza cercana y omnipresente en todos los rincones y recovecos.
La foto de la derecha nos muestra una piscina infinita que es una prolongación del horizonte. En esta casa de Ibiza se vive fuera casi todo el año. Una de las zonas más apreciadas de la casa es esta piscina que adopta las formas del peñasco sobre el cual ha sido construida. Como vemos en la imagen, la vista que ofrece del Mediterráneo es extraordinaria.
Piscinas de ensueño
Y vamos a seguir en Ibiza con la siguiente piscina. La imagen de la izquierda nos muestra una magnífica creación del arquitecto y decorador español Paco Muñoz, que fue quien diseñó  la gran casa de vacaciones de la diseñadora de moda Agatha Ruiz de la Prada
La casa de líneas geométricas verticales y horizontales, contrasta con la forma libre de la piscina. La piscina fue cavada en la roca y, como vemos, está en un nivel muy inferior al de la casa, casi al nivel del mar.
Y seguiremos con una piscina que parece una prolongación de la terraza. Ésta ha sido imaginada por el arquitecto Ramon Estave. La casa consta de cinco cubos de hormigón blanco juntados unos a otros hasta crear una superficie de 500 m2.
En el exterior, la casa se abre a una vasta terraza decorada con hamacas, mesas, sofás y camas exteriores protegidas del sol gracias a pérgolas de acero galvanizado y de un tejado de tablas de polietileno. La casa ofrece una vista increíble del Mediterráneo. La piscina, que se introduce en la terraza, nos deja ver mejor los desniveles de la misma.
Piscinas infinitas
Y para terminar, dos sensacionales piscinas más. En la imagen de la izquierda podemos ver una casa de pescadores totalmente transformada con fachadas tintadas con pigmentos rojos descoloridos. En ella se han construido dos piscinas, una para los adultos y otra para los niños.
La primera está instalada sobre una de las terrazas de la casa y desemboca en cascada en una segunda piscina situada más abajo, menos profunda que la primera, para que chapoteen los niños.
Y en la imagen de la derecha vemos unaPiscina  infinita que se funde con el horizonte. Lo más sorprendente de esta villa se encuentra sobre el tejado: la piscina de 15 metros de longitud que ofrece una vista inmensa del Mediterráneo en el que los azules profundos del mar se confunden con los de la piscina.

1 comentario:

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar