lunes, 7 de marzo de 2011

DECORACIÓN DE INTERIORES

La decoración de habitaciones difíciles puede resultar demasiado complicada de realizar, recurriremos a una serie de trucos que disimulen los detalles complejos.
Hay habitaciones demasiado angostas, poco iluminadas, demasiado altas o bajas, mal ventiladas, etc., que requieren de un tratamiento especial para lograr una decoración agradable y funcional, que nos permita sacar el mayor partido de las mismas.
Siempre es aconsejable personalizar la decoración con detalles que son de nuestro gusto y que nos identifiquen; para dotar de mayor confort al hogar.
No debemos dejarnos llevar por el entusiasmo o las modas, la decoración de todo el hogar debe armonizar.

Ideas para la decoración de habitaciones difíciles:

Decoración de habitaciones
Decoración de habitaciones
Para habitaciones demasiado largas, lo más sencillo es crear dos ambientes dentro de la habitación. Por ejemplo, un área para recibir, escuchar música o mirar televisión, junto con un sector de juegos o biblioteca. Hay infinitas posibilidades.
Emplear alfombras o distintos materiales para el suelo, separan manteniendo una cierta unidad de diseño. También podemos emplear colores oscuros en las paredes pequeñas. Esto provoca un efecto visual que las acerca, acortando el espacio.
Cuando la habitación es muy angosta, los muebles pueden distribuirse en diagonal, para provocar un efecto óptico. Las alfombras, cuadros y estantes, se colocan en la pared más corta, lo cual da un aspecto más amplio. Pintar las paredes largas de colores claros y brillantes, aporta mayor luminosidad, lo cual genera una sensación de amplitud.
Para la decoración de habitaciones con cielorraso muy bajo, lo levantaremos pintando de blanco el mismo, y colocando elementos altos y verticales, por ejemplo bibliotecas, cortinas largas que llegan hasta el suelo, crean una ilusión de altura.
Cuando las habitaciones son demasiado altas, bajaremos el cielorraso mediante un truco muy sencillo, pintar de colores oscuros el techo. Si la sala es mal iluminada, el cielorraso oscuro restará luz al ambiente, por tanto, emplearemos líneas horizontales para bajar el cielorraso sin restar luz.
Otro recurso consiste en la aplicación de guardas horizontales, a media altura de la pared, lo que la divide en dos sectores diferenciados, que pueden incluso, pintarse de colores diferentes, restando altura al ambiente. La aplicación de molduras perimetrales en unos centímetros antes del cielorraso, acortan la altura de la habitación.
Cuando tenemos paredes vacías en zonas conflictivas, como pasillos o zonas de circulación dentro de un ambiente, podemos recurrir al uso de espejos, que aumentan la luminosidad y decoran. También podemos incluir estantes de madera, pequeños formando un zig-zag. Preferiblemente pintados en un color que armonice con la pared, y preferentemente brillantes, para una mejor terminación; sobre los cuales ubicaremos objetos decorativos, libros, el teléfono y otros elementos utilitarios.

1 comentario:

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar